Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Sendero Canillas de Aceituno - El Saltillo

Ayuntamiento de Canillas de Aceituno

Sendero Canillas de Aceituno - El Saltillo

  • Duración: 4 horas (Subida y Bajada)
  • Dificultad: alta
  • Recorrido: 6 Km
  • Forma de realizarla: A pie.

Este sendero situado en la Sierra Tejeda, nos permite, con un trayecto de dificultad alta debido al estrecho camino y las voladeras, visualizar gran parte de la comarca, La Maroma y el espectacular barranco del río Almanchares, así como observar las tierras de cultivo que limitan con el Parque Natural.

Recomendamos, como punto de partida de esta ruta, el núcleo de población y ascendemos por las empinadas calles del pueblo hasta llegar a la acequia de agua que nos guiará todo el recorrido. Continuamos entrebancales, de muros de piedra que sostienen pequeños huertos, arboles frutales y olivos.

Otra posibilidad de partida, es llegar por la carretera MA-126, en dirección Sedella hasta la zona recreativa La Rahije, ascender por una empinada y casi perdida vereda, de muy difícil acceso, hasta que llegamos a la acequia, donde a partir de aquí, el camino se hace llano pero con voladeras.

Una tercera posibilidad de acceso es salir del pueblo, también en dirección de Sedella y a la altura de la zona denominada Los Colorados (por el color rojizo que nos presenta la tierra), encontramos una pista, muy empinada, transitable a pie o con vehículos todo terreno, tenemos unos 1.200m, hasta que llegamos al sendero a la altura de el Cerro, donde encontramos las ruinas de una casa de campo y una fuente, y desde ahí continuamos el sendero. Esta zona está en proyecto adecuarla para que puedan tener acceso personas con discapacidades.

Vamos a seguir la primera opción presentada y podemos comprobar que este camino discurre, en dirección este, de forma paralela a la carretera, y nos permite una vista panorámica, difícilmente igualable. Vemos las tierras de la axarquia, algunas poblaciones costeras, el mar de fondo y La Maroma.

Una de las diferencias de este trayecto, con respecto a otros, es que encontramos agua, prácticamente, a lo largo de todo el recorrido. En las márgenes del camino podemos encontrarnos con pino pinaster y negro además de matorral de montaña, esparto, jaguarzos, tomillo, matagallos, aulagas, altabacas y algunos otros arbustos y matorrales.

La segunda cañada que encontramos, recibe el nombre de la cañada de /a arena, en donde se cogía la arena muy fina, que se utilizaba para la limpieza de útiles de cobre. A media hora de trayecto aproximadamente, llegamos hasta El Albercon, que es una alberca grande, donde se recoge gran parte del agua que riega los campos de la población. Tomamos la vereda de la izquierda de difícil y rápido ascenso.

De nuevo la vereda se suaviza y a partir de aquí ya no encontraremos grandes diferencial de altitud. Estamosen la zona de el Cerro de Juan Zamora, cruzamos el barranco de La Mina y llegamos hasta los restos de la casa de campo y la fuente.

Seguimos sin dejar la acequia del agua y llegamos a una caseta construida recientemente para la descalcificación. En este momento nos encontramos en el mirador por encima de la zona recreativa la Rahije.

Las rocas son escarpadas, de color gris o blanco, generado por erosión restos arenosos. Los materiales pardos son del grupo de las pizarras. Si no hacemos demasiado ruido, en este recorrido es frecuente que nos encontremos con cabras montesas. También podemos contemplar el vuelo de grandes águilas, buitres y aves de montaña como la collalba negra, el escribano montesino y el acentor alpino. También es abundante el jabalí, del que encontraremos marcas y huellas, fácilmente identificables.

Continuando el trayecto, el sendero se asoma hasta el barranco del río Almanchares o el Saltillo. Estamos en la colada chica, termino con el que se le denomina en la zona).

Aquí las vistas son espectaculares por la profundidad de la garganta y las asombrosas paredes verticales, por encima de nosotros la zona que se conoce como Los Chímeneones y el pico de la Maroma. El sendero queda limitado a la anchura de la acequia, el corte de la pared nos lleva a desniveles de mas de 50m. Está protegido con una frágil baranda. Al llegar a este lugar hay que extremar la precaución. No es apta para personas con vértigo.

Tendremos que pasar la colada grande, de similares características y continuamos la senda se aproxima al cauce del rio, dada la frescura que se mantiene, aun en verano, podemos encontrar una vegetación singular para la sierra, como son las adelfas, helechos y juncos.

El caudal va a depender la cuantía de las lluvias caídas a lo largo del año y de la nieve, por lo que la baja temperatura del agua esta asegurada todo el año. Aqui tenemos unas pozas, de escasos metros de profundidad y aguas de color verde claro. Desde este punto podemos iniciar el regreso por el mismo sendero, pudiendo llegar al pueblo por uno de los tres caminos propuestos.

También desde aquí se puede iniciar el descenso del barranco, siendo imprescindible obtener permiso de !a Consejería de Medio Ambiente yla equipación adecuada.Si queremos continuar la ascensión del rio hasta su nacimiento en la fuente de la yedra, lo haremos por una pequeña senda, junto ai río y que en ocasiones se confunde con él. Este tramo es peligroso para personas poco entrenadas en la practica del barranquismo.